in

Astrid Rivero, el comentado momento de ‘La Ruleta de la Suerte’: “De la corona a la fregona”

La ex miss venezolana, que dejó una vida atrás para empezar en España desde cero como inmigrante, llama la atención en los medios.

Hoy acercamos una historia que hace unos días saltó a los medios de comunicación. Una concursante del famoso programa de ‘La Ruleta de la Suerte’, de Antena3, contaba cómo ha tenido que cambiar su vida como Miss en Venezuela, para emigrar a España en busca de un futuro mejor para ella y para su hija.

En España se topó con la cruda realidad a la que se enfrentan miles de inmigrantes cuando pisan otro país para vivir: tras dejar atrás una vida que, en muchos casos, es placentera y profesional, pero, en otros casos, acucia la necesidad, deben empezar de cero sus vidas y enfrentarse a las dificultades que esto comporta.

Hace unos días saltó tu historia en los medios de comunicación al participar en el programa de “La ruleta de la suerte”. En el programa, contabas cómo habías dejado tu vida atrás en Venezuela como ex Miss y presentadora de televisión para empezar de nuevo en España. También se ha hecho eco de tu proceso otro programa de la televisión nacional, Socialité. ¿Te ha sorprendido la repercusión?

La verdad es que sí. Aunque disfruté el momento en la televisión, producto de los nervios me salió una frase que ha dado la vuelta en muchos medios: “de la corona a la fregona”. Esa frase me representa en muchas formas, primero porque es mi historia real y, en segundo lugar, porque así soy, espontánea.

Respecto de la frase que comentas, “De la corona a la fregona”, ¿es así como defines tu experiencia como inmigrante?

Yo diría que no como mi experiencia de vida como inmigrante, si no como algo que tenía que pasarme para crecer aún más como persona. Cuando la crisis te obliga a emigrar, tu vida se resetea y tienes que empezar de cero. Necesitas dar de comer a una hija y todo trabajo dignifica, más cuando te das cuenta que limpiando casas y hostales en tres días ganaba más que en otros empleos en mi país en seis meses, aunque, claro, aquí los gastos también son mayores pero se puede sobrevivir.

Parece una decisión muy dura para una persona sola la de emigrar. Astrid, ¿sientes que has tenido que arriesgar mucho para dar este paso?

Sí, pero todo tiene un precio en la vida. Antes de emigrar, cuando lo valoras, sientes miedos, dudas, aunque yo lo planifiqué durante meses antes de llegar a España. Luego, al llegar aquí, te tienes que adaptar a la realidad social y laboral. Yo vine aquí con un propósito, tener mejor calidad de vida, que mi hija tenga una buena educación, poder salir a la calle de noche sin miedo a que te suceda algo, sacar el móvil en el metro sin que me roben, etc., y eso hace que el riesgo valga la pena.

“Por cada persona que me decepcionó, aparecieron otras diez que me dieron la mano y me ayudaron muchísimo”.

Parte de la repercusión que has tenido en medios estas semanas se debe a que hay muchas personas que se encuentran reflejadas en tu historia y, además, muchas de ellas son mujeres que vienen solas o con familia a su cargo, al igual que te ha pasado a ti. ¿Qué es lo más duro que has pasado al empezar aquí en España?

Cuando llegué a España no tenía ni donde dormir, me hospedé en un hostal en el centro de Madrid hasta que encontré un apartamento en el que sufrí una estafa porque el piso estaba subarrendado. A los pocos días lo tuvimos que desocupar y perdí gran parte del dinero que tenía. En tres días milagrosamente encontré un nuevo lugar donde vivir y gasté en ello lo poco que me quedaba, por ese motivo tuve que reducir gastos al extremo hasta el punto de comer tan solo una vez al día, así rendía la comida y podía alimentar bien a mi hija. También es muy duro cuando te toca compartir un piso con personas que no conoces y piensas que todo el mundo es malo. No confías en nadie. Aunque puedo decir que por cada persona que me decepcionó, aparecieron otras diez que me dieron la mano y me ayudaron muchísimo.

¿Qué aprendizaje has sacado de tu tiempo en España?

Que nunca eres mayor para hacer aquello que te apasiona y que no debes conformarte en algo que no es en lo que tú te formaste. Siempre hay tiempo para volver a empezar.

Según tu experiencia, ¿qué consejo, que para ti sea fundamental, le darías a una amiga o conocida que pretende iniciar su vida en un nuevo país, por ejemplo a España?

Pues yo a una amiga le diría que cuando llegas a un país, es un nuevo comienzo y es necesario dejar el orgullo a un lado para construir tu nueva vida, porque lo importante no es lo que eras allá, sino lo que puedes llegar a ser aquí hoy.

“Me gustaría dar voz a los inmigrantes de este país, que, como yo, se esfuerzan por demostrar que hemos venido a España a aportar cosas positivas”.

Ahora, si te parece bien, nos gustaría que nos cuentes qué planes de futuro te gustaría para ti, ¿cuáles son tus proyectos a corto y medio plazo?

A corto plazo quiero retomar mi carrera de canto, que la tenía un poco apartada por las circunstancias y, además, me estoy dando a conocer en agencias de publicidad para volver a la televisión. Sé que no es fácil, pero es mi pasión. También me gustaría dar voz a los inmigrantes de este país, que, como yo, se esfuerzan por demostrar que hemos venido a España a aportar cosas positivas.

Astrid Rivero es una luchadora que nos ha contado su experiencia como inmigrante en primera persona. Todos las personas que abandonan su país natal para empezar de nuevo comparten unos sentimientos: la ilusión, el miedo, las ganas, la incertidumbre por el futuro y, sobre todo, el coraje de empezar su vida otra vez. La de Astrid es una historia que saltó a los medios, pero que recuerda que cualquier persona que empieza su vida como inmigrante, tiene una historia tras de sí, en muchas ocasiones muy dura, que merece ser contada para, de ese modo, ser comprendida.

Como comentó Astrid en algunos de los momentos previos a la entrevista, los inmigrantes también son “INMIGRANDES”, (así, en mayúsculas) en cuanto a su valentía personal y sus ganas de aportar a su nuevo país.

Accede a su book

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17

Las mejor y peor vestidas de la alfombra roja de la gala Starlite

8

Anabel Pantoja y Yulen Pereira continúan sus vacaciones ahora en Ibiza